Vinos de Francia

El cultivo de la vid en Francia es uno de los más antiguos conocidos. Hay fuentes que marcan su origen durante el Imperio Romano. Se les considera parte fundamental de la Gastronomía de Francia, y algunas marcas han logrado un reconocimiento mundial. Francia es la segunda región del mundo con más hectáreas en viñas, tras España.
Hasta el año 2004 se trataba aún de una economía esencialmente basada en explotaciones familiares. Durante mucho tiempo, la enología de Francia ha estado conformada tan solo por 450 nombres y unas decenas de millares de pueblos de pequeño tamaño. A pesar de su fabuloso potencial, se hacía poco esfuerzo en vender el vino, a excepción de los clubes elitistas de las “Grandes vendimias” (Grands crus).